hucha-cerdo-ahorro

¿Cómo ahorrar en tu calefacción?

Durante los meses más fríos del año, es importante tomar algunas medidas que garanticen un eficaz ahorro en calefacción, tanto en hogares como en oficinas. ¿Es posible conseguir ese ahorro significativo sin pasar frío? La respuesta es sí, siempre y cuando se tomen ciertas medidas sencillas que garanticen un bajo consumo.

Medidas de ahorro en calefacción

En primer lugar, es importante fijar la temperatura entre los 19 y los 21 grados centígrados durante el día. Hay que destacar que solo el aumento de 1 grado puede provocar un aumento del gasto energético en un 8 %. Durante las noches, es suficiente con fijar la temperatura entre los 15 y 17 grados.

Otro factor a considerar es que vale más mantener una temperatura constante durante todo el día, que poner la temperatura muy caliente de golpe y luego apagar la calefacción. De esta forma, en lugar de reducir el gasto, este se verá incrementado.

Las ventanas: elementos fundamentales para el ahorro energético

Las ventanas son un elemento importante para el ahorro energético. Si estas se mantienen cerradas, se consigue evitar la pérdida de calor. Es posible ventilar la vivienda u oficina abriendo las ventanas tan solo 15 minutos al día. Aprovechar las horas de luz sin bajar las persianas, pero con la ventana cerrada durante el día, y bajar las persianas y cortinas solo durante la noche también es un factor que contribuye bastante a ahorrar.

Para poder utilizar las ventanas como un elemento aislante de las temperaturas es fundamental instalar un sistema de aislamiento adecuado y eficaz. Un doble acristalamiento y un marco de materiales como PVC, aluminio o madera son la solución ideal. También es importante verificar que no existan hendijas en las juntas de las puertas y ventanas.

En invierno, el gasto más importante es el de calentar el hogar. No obstante, con estas medidas, se puede conseguir un ahorro en calefacción.

Sin comentarios

Añadir un comentario